Motivación para la acción.

Motivación sin acción no sirve de nada

 

Han sido varias las personas que me han comentado recientemente su asistencia a ponencias de motivación, optimismo, etc. Al cabo de unos días, me he vuelto a encontrar con ellas e interesándome por sus cambios, nuevos proyectos y demás, me han comentado que siguen dándole vueltas, o que están viendo si se lanzan a ello, vamos, que no han hecho nada. A veces, el exceso de análisis paraliza, al igual que lo hace el miedo. Algunas de estas personas, cercanas a mi, año tras año hacen nuevos cursos, talleres, asisten a ponencias, y eso no esta mal, sólo que no hacen nada con lo aprendido, y no comienzan ninguno de sus proyectos soñados, ni hacen realidad ninguna de sus ideas. No voy a minusvalorar los cursos de motivación, pero después de mucho pensarlo, en mi opinión, no sirve de nada si no se acompaña de otros tres elementos clave; Objetivos, Plan de acción y Confianza.

Tener motivación sin un objetivo, un plan de acción, y confianza para llevarla a cabo es como tener un coche sin gasolina, sin carretera y sin idea de adónde se quiere ir. Podemos mirarlo, estar orgullosos, pero no podremos disfrutar verdaderamente de él. Una de las grandes claves del Coaching, y especialmente el coaching ejecutivo y de marca personal es que, junto con la motivación, trabajas una serie de herramientas que te permiten poner un objetivo claro en el que poner el foco, estableces un plan de acción con pasos definidos e hitos y reconocimientos que te ayuden a continuar, y además desarrollas y recuperas la autoconfianza, tan necesaria para tu crecimiento. No olvidemos que la autoconfianza se basa en el autoconcepto, es decir, cómo nos percibimos a nosotros mismos, y que muchas veces es necesario tomar perspectiva, o pedir a terceras personas que sean ellas las que nos den una visión objetiva y, habitualmente, mucho menos crítica, de nosotros mismos.

En cualquier caso, siempre opino que en motivación, no sólo sirve con la charla, hay que dar herramientas, hay que facilitar al asistente que le sea sencillo ponerse a andar, en eso Yoriento es un Crack, os recomiendo seguir su blog, si es que no lo hacéis.

Ir a un taller de motivación y salir sin herramientas es cómo tomar un ibuprofeno para un esguince, te dejará de doler en el momento, pero en unas horas, volverás a estar igual.

 

ISi te gusta, compártelo 😉Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneDigg thisBuffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme en Twitter!

Si te interesa el desarrollo de la Excelencia, sígueme en Twitter!!


Powered by WordPress Popup